lunes, 11 de enero de 2010

BUENOS AIRES: Conociendo una escuela albergue


Escuela Nro. 23 de La Soledad - Distrito Rojas: La escuela-albergue por dentro


Fue la última escuela "rancho" del territorio provincial, al inaugurar, hace ya veinte años, su nuevo edificio - Pero, ¿cuánto sabemos de este ejemplar establecimiento educativo, que cuenta con la matrícula más numerosa de la zona rural del distrito? - Mientras tanto, cerrando un excelente año 2009, desde La Soledad hacen un positivo balance y se remiten a las ilustres visitas recibidas, entre ellas, la del futbolista oriundo de Obligado, Lisandro "Lichi" López, que pasó una jornada completa con los chicos de la escuela - Muchas actividades, y especiales características, que invitan a conocer mucho más de esta escuela-albergue


LA ÚLTIMA ESCUELA "RANCHO"
La Escuela Nro. 23 de La Soledad dejó de ser la última escuela rancho de la Provincia de Buenos Aires el 25 de noviembre de 1989, cuando se inauguraba su nuevo edificio.

Pero el año anterior, en noviembre de 1988, ese servicio educativo adquirió una modalidad desconocida en esta zona, dado que solamente existen en el territorio bonaerense cuatro servicios bajo el sistema que se conoce como "escuela-albergue", que comprende la permanencia de los alumnos en el establecimiento durante toda la semana, por lo que el nuevo edificio, necesariamente, incluyó las comodidades requeridas para tales fines.

Es decir que, además de aulas y el área de dirección (que antes no existían), el nuevo edificio fue dotado de dormitorios para varones y mujeres y cuartos para celadores y para el director, que es el único personal que puede vivir en el establecimiento durante toda la semana, más un apropiado comedor, depósitos y sanitarios provistos con duchas.

En el transcurso del año que finalizó, en La Soledad se conmemoró el 20mo. aniversario de la inauguración del nuevo edificio, se recibieron visitas importantes, y se acercaron instituciones que desarrollan actividades solidarias y educativas en este tipo de servicios educativos, donde concurren alumnos del ámbito rural, y en este caso puntual chicos que pertenecen a familias numerosas y en riesgo social y necesitan de una contención extra familiar.

Es así, entonces que el 25 de noviembre de 2009, el edificio de la Escuela Nro. 23 de La Soledad, cumplió 20 años, atrás quedaba la única escuela "rancho" que se mantenía en el territorio de la Provincia de Buenos Aires.

Este edificio se agregaba a las renovaciones que habían sido impuestas en este servicio educativo que está enclavado en el límite de Rojas con el distrito de General Arenales, pues el 4 de noviembre de 1988, se había logrado inscribir como escuela-albergue, por gestiones enfiladas desde el Consejo Escolar de Rojas, y apoyadas por el gobierno local, que entonces estaba a cargo del ex intendente Marcelo Gear.

Desde ese momento comenzó a tomar real relevancia la historia de este servicio educativo que al día de la fecha alberga a 25 niños de la zona, de Rafael Obligado, Ascensión y Rojas, brindando la posibilidad de educación e inclusión social a ese puñado de niños que permanecen durante la semana en el establecimiento.
(...)

LA ESCUELA-ALBERGUE, DESDE LA ÓPTICA DE SU DIRECTOR, MARIO BOSQUE

Entrevistado por este diario, el director de la escuela, Mario Bosque, manifestó que “en este momento la escuela de La Soledad es la escuela de la zona rural que tiene mayor cantidad de alumnos, son 25, de los cuales 19 son varones y seis nenas; y esto sucede por su modalidad, albergue, lo que permite que el alumno que proviene de familias en riesgo tenga la contención necesaria. Por eso hay alumnos de familias que residen en la ciudad de Rojas, y que optan por mandar a sus hijos a esta escuela. Además es lo más parecido a un hogar, donde al niño se lo educa, se le provee alimentos, tienen sus momentos de esparcimiento, también tiene talleres extraescolares, se les provee ropa y calzado y tienen la posibilidad de pernoctar durante la semana, regresando al hogar durante el fin de semana".

Dijo que "tenemos chicos, como decía, de Rojas, de Rafael Obligado, de la zona donde está enclavada la escuela, de Ascensión, que corresponde al distrito de Arenales, esto es por una cuestión de cercanía, ya que estamos a 20 kilómetros de Ascensión y a 12 km de La Angelita".

También “por una razón de cercanía los alumnos en caso de que lo necesiten reciben atención médica de la Sala de Primeros Auxilios de Ascensión, donde además se les proveen los medicamentos que requieran".

"Y ante cualquier emergencia, o necesidad de traslado de un alumno por un tema de salud o por alguna razón determinada, se recurre a la Policía de La Angelita, que siempre está dispuesta. Esto, si los docentes que están en el establecimiento no tienen vehículo disponible en ese momento", completó el docente.

Por otro lado, remarcó que “nosotros estamos muy agradecidos también a los titulares de la Estancia de La Soledad, porque ellos nos donan dos vaquillonas por año; esto es muy meritorio porque permite que la dieta alimentaria de nuestros chicos sea más rica y completa".

UN DÍA EN LA ESCUELA-ALBERGUE

¿Cómo es un día en la escuela-albergue...? Es una pregunta que muchos nos hacemos.

Diego Ferreyra, que es preceptor de los turnos tarde y noche, explica que "los chicos se levantan a las siete de la mañana, tienen unos minutos para el aseo personal, luego se les sirve el desayuno y después concurren a las aulas, para completar la jornada escolar".

"A las 12 se les sirve el almuerzo, y después tienen descanso hasta las 14 horas. Y de 14 a 16 horas, ya a cargo de los preceptores, trabajan en el aula como parejas pedagógicas", agrega.

Mientras tanto, por la tarde, "de 16 a 17 horas tienen recreación; a las 17 meriendan y después a las 17.30 horas tienen, también con los preceptores, talleres de computación, de artesanía, de plástica, de cocina, huerta -este es un taller que les interesa mucho a los chicos- cuyo producido se utiliza en la misma escuela", señala luego.

"Después de los talleres, que terminan alrededor de las 19 horas, llega la hora del baño. Luego, los chicos tienen descanso hasta la hora de la cena que se sirve a las 21 horas y a las 22.30 se retiran a los dormitorios con los preceptores de la noche. Ya en el dormitorio, se les lee un cuento mientras se van durmiendo, porque no nos olvidemos que hay chicos desde los seis años, aunque este año tuvimos un niño que ingresó a los cinco años, porque cumple los años recién en junio", completa Ferreyra.

AGRADECIMIENTOS
El director de la Escuela 23, Mario Bosque, hizo propicia la oportunidad para agradecer especialmente a la empresa Cargill, que permanentemente acerca donaciones; a una profesional de la vecina ciudad de Junín que realizó una importante donación de ropa de cama y ropa blanca; como así también a todas las personas que realizan donaciones y acercan otros elementos necesarios para la escuela.

También agradeció al amigo “Cartucho” Pérez, que es el chofer de la Traffic que se encarga del traslado de los chicos; al señor Valle, quien se encarga del mantenimiento del parque; a los padrinos de la escuela y a los miembros de la Asociación Cooperadora, que siempre responden al llamado de los directivos de la escuela, como así también a todas las personas que, de una o otra manera, colaboran con el establecimiento.
FUENTE: El Nuevo Diario Rojense
Para leer nota completa:

3 comentarios:

Asociacion sin fines de lucro Justicia y Verdad dijo...

felicitaciones por la obra que realizan anónimamente y comprometidos con los chicos de zonas rurales. Soy psicopedagoga y trabajo en un Hogar Escuela Rural de Paraguay, donde también hay un dispensario médico. Desde mi falta de experiencia en esta temática, intento dar lo mejor de mi. Les llevo a los profes de la escuelita los cuadernillos de apoyo en lengua, matematica y sociales. No pude bajar los de ciencias naturales. Me gustaría que conozcan nuestra obra en nuestro hermano país del Paraguay. www.asociacionjusticiayverdad.blogspot.com si pueden haganse seguidores asi nos hicimos nosotros del suyo, y nos mantenemos en contacto. Un cálido abrazo,
Soledad Lugones

AMRA Buenos Aires dijo...

Gracias Soledad por comunicarte con nosotros. Fijate que está arreglado el enlace de Ciencias Naturales.Nos alegra que les sirva.
Te felicitamos por la obra que realizan en tu país.
Un abrazo fraternal, seguimos en contacto.

Anónimo dijo...

Hola,
Me gustaría saber el tel y nombre de contacto de la persona a cargo de la Escuela Albergue N° 23 del Paraje La Soledad.
Mi intención es proponerla en la empresa en la cual trabajo, como entidad con la cual colaborar en nuestro emprendimiento de Responsabilidad Social Empresaria.
Muchas gracias y Felicitaciones por las obras que realizan!!
Les dejo mi mail: patcperalta@yahoo.es